Descripción:
 

Durante el pasado mes de noviembre, el número de parados registrados en Castilla y León alcanzó la cifra de 163.856 personas, lo que supuso un aumento de 1.943 personas respecto al mes anterior (+1,20% en tasa intermensual). Sin embargo, con relación al último año, se produjo un descenso de 16.708 personas (-9,25 % en tasa interanual). Asimismo, el número medio de afiliados a la Seguridad Social fue de 902.472 personas, registrando un descenso de 5.833 afiliaciones en comparación al mes anterior (-0,64% de variación intermensual), aunque con relación al último año, se produjo un ascenso de 17.071 afiliaciones (+1,93 % en variación interanual).

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (CEAT Castilla y León), aunque valoran muy positivamente el descenso del paro en cómputo interanual en la región, pues supone una consolidación de las políticas de empleo emprendidas, no pueden dejar de mostrar su preocupación por el ascenso registrado el pasado mes de noviembre en todas las provincias, excepto en Valladolid.

Finalizada el pasado mes de septiembre la prolongada campaña estival, que se tradujo en un aumento del desempleo  en el mes de octubre, ambas organizaciones constatan que en noviembre continúa el incremento del paro en unos porcentajes importantes, aunque esperan que se trate de un tema coyuntural, de un paréntesis, y que de cara al presente mes de diciembre y el próximo enero la campaña navideña suponga recuperar tasas de empleo adecuadas y acordes con la actividad empresarial.  

Por ello, CECALE y CEAT Castilla y León consideran que es necesario continuar profundizando en las reformas laborales emprendidas y que tan positivos resultados han procurado para nuestro mercado de trabajo. La flexibilidad, la mejora de las condiciones y la competitividad son elementos que deben mantenerse y potenciarse como garantía de la sostenibilidad y la creación de empleo.

Fecha de publicación: 4/12/2017