Descripción:
Durante el tercer trimestre del 2017, en Castilla y León, el número de personas ocupadas ascendió a 986.700 personas, lo que supuso un incremento del 1,19% respecto del trimestre anterior (11.600 personas) y un  descenso 0,61% respecto al mismo trimestre de 2016 (6.100 personas).  Por otra parte, el número de personas paradas fue de 147.700 en nuestra Comunidad Autónoma, registrándose así un descenso del 10,33%, respecto al trimestre anterior y un descenso del 7,97 % respecto al mismo período del año anterior, y alcanzando una tasa de paro del 13,02%.

Ante estos datos, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (CEAT Castilla y León) consideran positiva la tendencia del mercado laboral en el tercer trimestre de 2017, aunque bien es cierto que la tasa de paro es todavía elevada. Es por ello que ambas organizaciones insistan en la necesidad de seguir ahondando en reformas estructurales que impulsen la actividad económica, y ayuden a la competitividad de las empresas, reforzando su capacidad de adaptación y de creación de empleo. Dichas reformas deben nacer en el marco del diálogo y la concertación social, con el fin de facilitar su eficacia y puesta en marcha.

En su opinión, los esfuerzos deben centrarse en dotar a las empresas de un marco normativo adecuado. De esta forma, deben impulsarse medidas de flexibilidad que mejoren la competitividad y su capacidad de adaptación al ciclo económico, evitando que las cargas administrativas y el incremento de los costes laborales obstaculicen el crecimiento sostenido del empleo.

Asimismo, consideran, en la misma línea de CEOE, que, para continuar en la senda de la mejora del mercado laboral, es necesario un marco de estabilidad social y político que disipe la incertidumbre y, con ello, evite posponer las decisiones de inversión que afectan a la creación de empleo.

 

Fecha de publicación: 26/10/2017