Descripción:
La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) ha realizado una primer análisis del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 y, a falta del estudio detallado de la repercusión que pueda tener en las distintas provincias de la Comunidad, valora que se recoja unas inversiones para Castilla y León de 1.002,14 millones de euros, un 1,07% más que en 2017, aunque entiende que las cifras son aun modestas para acometer todas inversiones aún previstas y tan necesarias para el desarrollo económico de la Región.

Igualmente, los empresarios de Castilla y León recuerdan que se han presentado unos presupuestos que requieren de una urgente aprobación, para generar el tan necesario escenario de estabilidad, que permita ganar credibilidad e impulsar y consolidar el importante crecimiento económico.

En este primer análisis global, CECALE, en línea con CEOE, considera positivo, entre otros, el compromiso con el cumplimiento de los objetivos de déficit público, así como que consolida el cambio de orientación de la política presupuestaria de los últimos tres años, en donde se pone de manifiesto el sesgo expansivo en la vertiente de los gastos.

En cuanto a los ingresos, se prevé que el nivel de recaudación tributaria superaría por vez primera, de cumplirse las previsiones, el obtenido en 2007, año que marcó los máximos históricos de recaudación.  En este sentido, las mejores cifras de recaudación deberían ser aprovechadas, junto con la rebaja prevista del IRPF, para acometer también bajadas de impuestos que afecten fundamentalmente al sector empresarial y favorezcan la inversión y creación de empleo, fortaleciendo y acelerando la recuperación económica.

Los empresarios recuerdan que, en los últimos años, las cifras reales de recaudación siempre se han quedado por debajo de la estimación del Gobierno. Por ello, cualquier desviación a la baja que se produzca sobre las previsiones de recaudación debe ser compensada con reducciones de gasto y en ningún caso con subidas adicionales de impuestos, como ha sido habitual en los últimos ejercicios. En este ámbito, cabe volver a subrayar la importancia de un marco fiscal estable y predecible, si España y, por ende, Castilla y León, quiere ser un foco de atracción de inversión tanto nacional como extranjera. 

 

 

 

 

 

Fecha de publicación: 4/04/2018