Descripción:
Durante el pasado mes de abril, el número de parados registrados en Castilla y León alcanzó la cifra de 155.616 personas, lo que supuso un descenso de 4.431 personas respecto al mes anterior (-2,77% en tasa intermensual). Con relación al último año, el  descenso fue de 15.431 personas (-9,02% en tasa interanual). 

Asimismo, el número medio de afiliados a la Seguridad Social  fue de    900.956 personas, lo que supuso un aumento de 4.217 afiliaciones respecto al mes anterior  (+0,5% de variación intermensual) y un incremento de  14.908 respecto al mes de abril de 2017  (+1,7 % en variación interanual).

Ante estas cifras, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (CEAT Castilla y León), al igual que vienen manifestando en los últimos meses, quiere mostrar su satisfacción ante los destacables resultados del paro del pasado mes de abril en tanto que ha supuesto un importante descenso  no solamente respecto al mes de marzo sino respecto al pasado año, consolidándose así una tendencia que viene produciéndose en los dos últimos meses.

En relación al dato producido en el mes de abril, consideran de especial importancia que este descenso en el desempleo se produzca inmediatamente después de la finalización de una campaña generadora de empleo, como es la Semana Santa. En este sentido, destacan que lo habitual es que el desempleo aumente una vez finalizadas las campañas estacionales y, en esta ocasión, se ha producido un destacable cambio de tendencia.

Una vez conocidas estas cifras, CECALE y CEAT Castilla y León ponen de manifiesto que un mayor crecimiento económico y cohesión social da como resultado descensos en la cifra de desempleados, como el producido en abril. Por ello, entienden que es imprescindible insistir en que la política económica debe orientarse hacia la sostenibilidad, productividad y competitividad de las empresas.

Igualmente, resaltan que el proceso el diálogo social se configura como una herramienta esencial para abordar los problemas económicos y sociales de la región; donde la negociación colectiva es el instrumento más apropiado para lograr un buen funcionamiento del sistema de relaciones laborales en todos los niveles, a través de la adaptación a las distintas realidades y sectores de actividad y empresas.

Por último, CECALE y CEAT Castilla y León insisten en la conveniencia de continuar profundizando en las reformas, sobre la base del diálogo y la concertación social, que estimulen la actividad económica y hagan posible incrementar la competitividad de nuestras empresas.

Fecha de publicación: 4/05/2018