Descripción:

Santiago Aparicio Jiménez, Presidente de CECALE

Empresarios y comerciantes, emprendedores y trabajadores hemos apostado por hacer de nuestra tierra, Castilla y León, un lugar de crecimiento y de oportunidades. No siempre ha sido fácil y menos teniendo en cuenta la delicada situación económica que aún hoy atravesamos.

Precisamente, porque los tiempos que corren no se prestan a soluciones simples ni simplistas, seguimos con atención el actual debate social sobre los permisos de exploración de gas natural no convencional. Dos son las preguntas que guían nuestra reflexión: ¿Se puede explorar y producir sin poner en peligro nuestros campos, pueblos, ciudades, nuestro suministro de agua o la salud de los que aquí vivimos? Segundo: ¿Qué oportunidades económicas o de empleo existen para nuestras empresas?

Sin una respuesta afirmativa a la primera pregunta, no merece la pena ni siquiera plantearnos la segunda. En este sentido, hay que recordar que en Castilla y León no somos ajenos al sector industrial. El sector automovilístico, papelero, aeronáutico o químico, por ejemplo, están bien representados en nuestra Comunidad. Sin olvidar el sector auxiliar de la construcción que tantos baches ha tenido que afrontar en los últimos años. Antes de la crisis, la industria ocupaba el 18% de la población activa y aportaba el 25% del PIB.

Sabemos, por tanto, acoger a industrias que vienen con miras de crear verdadero crecimiento a largo plazo y no de manera oportunista. Sabemos también que las leyes españolas son estrictas, y que cualquier proceso industrial pasa unos controles exhaustivos que garantizan su compatibilidad con el entorno. Para nosotros, es esencial, por tanto, la supervisión de las autoridades competentes, tanto autonómicas como estatales, sobre los proyectos de exploración en el norte de Burgos.

Si obtenemos garantías satisfactorias sobre la primera pregunta, entonces nos podemos interesar sobre la segunda. Aunque no ha tenido la repercusión mediática que quizás merezca, el Parlamento estatal aprobó hace unos meses la reforma de la Ley de Hidrocarburos. Esta reforma es extremadamente interesante para nuestra Comunidad que tiene, parece ser, potencial en recursos de gas no convencional.

La nueva ley adopta textualmente "medidas tributarias en materia de exploración y producción de hidrocarburos de manera que las rentas económicas derivadas de los yacimientos de hidrocarburos reviertan también en el conjunto de la sociedad; contemplándose además dotaciones específicas para las Comunidades Autónomas y Entidades Locales donde se ubique el yacimiento". En la práctica, esto se traduce en la creación de nuevos tributos a la producción de petróleo (hasta un 8%), gas natural (hasta un 5%) y también gas natural no convencional (hasta un 4%). Más allá de la producción, se contemplan beneficios durante la fase preliminar de exploración en forma de cánones y, evidentemente, de tasas e impuestos municipales.

Todo ello es una buena noticia para las arcas de nuestros municipios y provincias así como de nuestra Comunidad Autónoma. Es un paso en la buena dirección pues tiene lógica esperar que los beneficios de una actividad incidan más allá de donde dicha actividad se ubica.

Hablar de actividad industrial es ya un buen incentivo para hablar de la posible creación de puestos de trabajo. La experiencia de los Estados Unidos nos da muestras del potencial creador de empleo de la exploración y producción de gas natural no convencional.

Y no hablamos solo de puestos directos cuyo alcance, sobre todo en la fase de exploración, probablemente sea limitado. El mayor potencial, allá donde nuestras empresas, comercios y saber hacer pueden tener un impacto mayor y mayores beneficios es en la creación de oportunidades para industrias como la construcción, transporte, maquinaria o comercio.

Con prudencia, sin alarmismos ni cuentos chinos y con un escrutinio máximo de cada proyecto, empresarios y comerciantes, emprendedores y trabajadores debemos seguir abiertos a las oportunidades reales y substanciales de creación de riqueza y empleo en nuestra Comunidad.





Fecha de publicación: 23/11/2015
Medio: El Mundo-Diario de Castilla y León