Descripción:
Se abre en estas fechas un periodo de extraordinario interés para el futuro de las finanzas autonómicas. Por iniciativa del presidente Herrera, el Gobierno y los grupos parlamentarios se disponen a analizar la capacidad recaudatoria de la Comunidad para valorar el alcance de cada una de las vías establecidas y garantizar, fundamentalmente, la prestación de los servicios públicos.

De alcanzar un acuerdo, el sistema impositivo regional dejaría de ser objeto del debate político. Aunque el muy probable incremento de tasas e impuestos es una muy mala noticia para la empresa. En todo caso, en opinión de CECALE, el ansiado acuerdo político perdería eficacia si no atiende, al menos, a tres criterios básicos.

Por un lado, un compromiso de reducción del gasto corriente estructural, cuyos principales exponentes son el coste de personal y la prestación de los principales servicios.

Por otro, un análisis ponderado sobre la capacidad real de familias y empresas para absorber otro incremento impositivo, sin lesionar aún más sus márgenes de consumo, de ahorro, de inversión o de mantenimiento de la actividad.

Y en tercer lugar, la determinación de modificar el Presupuesto de 2013, con el fin de invertir, al alza, la tendencia de las partidas destinadas a la inversión productiva.

Solamente así se entendería el futuro pacto político como un eficaz compromiso por el crecimiento económico, por el estímulo de la actividad empresarial y por el empleo.

Fecha de publicación: 29/07/2012
Medio: El Mundo de Castilla y León