Descripción:

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan que el número parados en Castilla y León, en el segundo trimestre, fue de 131.900 personas, registrándose así un descenso del 3,57% respecto al trimestre anterior, y una caída del 1,85% respecto del mismo período de tiempo del año anterior, alcanzándose así una tasa de paro del 11,8%. Además, el número de personas ocupadas ascendió a 989.600, lo que supuso un incremento de 25.000 personas respecto al trimestre anterior y 4.200 en relación al mismo trimestre del pasado año. 

Para la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), estas cifras suponen un positivo cambio de tendencia, aunque las tasas de paro todavía elevadas recuerdan la necesidad de continuar con las políticas económicas desarrolladas en la anterior legislatura, en el marco del Diálogo Social, tendentes a consolidar la creación de empleo estable y duradero, teniendo en cuenta, además, el destacado descenso de 11.000 personas en la ocupación del sector industrial de la Región, respecto al pasado año 2018.

Es, por ello, que los empresarios de Castilla y León reclamen al nuevo Gobierno de la Junta de Castilla y León continuar con la realización de reformas estructurales que impulsen la actividad económica y ayuden a la competitividad de las empresas, reforzando su capacidad de adaptación y de creación de empleo.

En opinión de CECALE, la consolidación de un marco normativo adecuado, el impulso de medidas de flexibilidad y la reducción de las cargas administrativas, entre otras, son medidas que garantizan el crecimiento sostenido del empleo.

 

Fecha de publicación: 25/07/2019