Descripción:

Durante el pasado mes de julio, el número de parados registrados en Castilla y León alcanzó la cifra de 131.973 desempleados, lo que supuso un descenso 1.269 personas respecto al mes anterior (-0,95% en tasa intermensual), mientras que con relación al último año, la caída fue de 7.272 personas, un 5,22%, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Asimismo, el número medio de afiliados a la Seguridad Social  fue de 938.948 personas, un aumento del 1,3% en variación interanual.

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) califica de forma favorable este descenso del paro registrado en un mes tradicionalmente positivo por la incidencia de la temporada estival, aunque la misma no ha alcanzado a todas las provincias de nuestra región, confiando que dicha tendencia se mantenga en los próximos meses y se extienda a todas las provincias.

No obstante, a la vista de los resultados conocidos, CECALE insiste en la necesidad de continuar con las políticas económicas desarrolladas en la región, amparadas y desarrolladas  en el marco del Diálogo Social y que, sin lugar a dudas, se han traducido en la creación de empleo estable y duradero.

El nuevo gobierno de la Junta de Castilla y León, debe continuar, en opinión de CECALE, con el desarrollo de reformas estructurales y no estructurales orientadas a fomentar la competitividad de las empresas, a impulsar  la actividad económica para, en definitiva, reforzar la capacidad de adaptación del tejido empresarial y con ella la creación sostenida de  empleo.

En este ámbito, el impulso de medidas de flexibilidad, la adaptación de la contratación a las necesidades cambiantes de cada sector,  la  estabilidad institucional y el  Diálogo Social son los ingredientes que facilitan la creación de riqueza, el establecimiento de nuevas empresas, el consumo y el empleo.

 

 

Fecha de publicación: 2/08/2019