Descripción:

Casi 5.000 trabajadores más engrosan las listas de desempleados en Castilla y León al término del mes de febrero. Así, la tasa de incremento del paro castellano y leonés en febrero se sitúa en el 2,52% con respecto al de enero, medio punto más que en la media nacional, donde se han contabilizado en el mismo periodo  82.132 nuevos parados. La evolución del paro registrado, con 4.838 nuevos inscritos en las oficinas del INEM,  fija ya en casi 200.000  los parados en Castilla y León, con un crecimiento peligrosísimo ante el que no caben matizaciones ni camuflajes basados en comparaciones con años anteriores, toda vez nos encontramos con el peor febrero en crecimiento del paro de la última década.

Se da la circunstancia de que llevamos ya seis meses consecutivos de crecimiento del desempleo por encima de la media nacional sin que las improvisaciones gubernamentales y las inconexas medidas adoptadas sean capaces de frenar el proceso destructor del empleo productivo. Por ello, los empresarios de Castilla y León, donde el desempleo crece a mayor ritmo que en otras regiones, insisten en la necesidad de adoptar políticas activas de empleo que, partiendo de un marco institucional favorable al propio empresariado, propicie que sea éste quien reactive la economía y genere empleo. Preocupa entre el empresariado castellano y leonés la situación de la Comunidad Autónoma, donde, después de una evolución favorable con respecto a la tendencia general y de haber cerrado el año pasado con una tasa de paro inferior a la media nacional, se comprueba que el desempleo está creciendo durante los últimos meses a mayor ritmo que en el conjunto español.

En concreto y a las ya conocidas reivindicaciones sobre flexibilidad laboral, reformas legales del obsoleto sistema contractual, minoración de la fiscalidad empresarial y de las cargas sociales, incremento de la productividad y contención de salarios, los empresarios de la Región recuerdan que ya su presidente, Jesús Mª Terciado, reclamó la necesidad de cambiar las políticas de subsidio por políticas activas de empleo, ya que es el momento de buscar una red de salvación para que aquellas personas que se queden sin prestaciones puedan reintegrarse en la vida laboral activa.

Fecha de publicación: 2/03/2010