Descripción:

La situación económica de Castilla y León, lejos de haber mejorado a lo largo del último año, ha continuado deteriorándose de forma preocupante. Los indicadores confirman la complejidad de un ejercicio, en el que el PIB ha ido descendiendo, de manera cada vez más intensa, llegando en el tercer trimestre a presentar una caída del 1,5%. Este deterioro de la actividad económica responde a un notable descenso de la demanda interna, donde el consumo ha vuelto a retroceder y la inversión, tanto en bienes de equipo como en construcción, continúa profundizando en su caída.

Todos los sectores productivos, salvo la rama energética, han contribuido a esta contracción del PIB, que ha agudizado el problema económico, aunque no cabe duda de que, un año más, el sector exterior es el que ha generado una pequeña aportación positiva. Esto demuestra que la internacionalización resulta una necesidad imperiosa para la economía castellano y leonesa y su recuperación, en una alternativa ante la recesión no sólo para las grandes empresas, sino también para muchas pymes, y autónomos.

Por más que la situación regional no sea en muchos aspectos tan mala como en el conjunto nacional, lo cierto es que adolecemos en mayor o menor grado de los mismos problemas que están atenazando la economía española. Durante los últimos meses, la inflación se ha convertido en una constante al alza, sobre todo desde el período estival, por los incrementos experimentados por los carburantes durante los meses veraniegos y muy especialmente en Castilla y León por el denominado céntimo sanitario, que ha supuesto un duro quebranto para las empresas y las economías de los consumidores en Castilla y León.

Por otra parte, la entrada en vigor de los nuevos tipos de IVA, contra la que ya se manifestaron las organizaciones empresariales, por la repercusión tan negativa que iba a tener sobre las PYMES y los autónomos, está influyendo negativamente sobre el consumo y, por ende, sobre el flujo del dinero circulante para romper con la atonía del mercado interior.

Paralelamente, y a falta de conocerse los datos definitivos del año, el empleo continúa en caída libre, situándose en el 19,14% la tasa regional del desempleo.

Entiende CECALE que la situación de zozobra ante el problema del desempleo exige continuar apostando por las estrategias y reformas iniciadas, impulsando la flexibilización y liberalización de mercados y la reestructuración de la Administración Pública, implementando medidas basadas en la eficiencia y eficacia, que permitan aumentar la productividad empresarial, en la línea de lo que las organizaciones empresariales vienen reclamando desde el inicio de la crisis.

Además, en esta línea, insiste en que es necesario diseñar medidas de colaboración público-privadas que faciliten casar la oferta y la demanda de trabajo, así como ajustar más la cualificación de los trabajadores a la realidad actual de las empresas.

En este contexto y dado que la elevada presión fiscal, la dificultad de acceso al crédito y la morosidad -pública y privada - son los principales problemas que arrastran a los empresarios y los autónomos, CECALE considera positivo que Castilla y León no haya tenido que recurrir este año al Fondo de Liquidez Autonómico, al encontrar la solución en proveedores privados. No obstante, confía en que la Junta de Castilla y León cumpla con los plazos de pagos a los proveedores que, asfixiados por el retraso de los mismos han tenido que cerrar.

Este devenir negativo del conjunto de vectores económicos no alienta la inversión ni el consumo; y si tenemos en cuenta que la incertidumbre además convive con un hermético sistema financiero que restringe de forma notable el crédito a las empresas y, con una ley de morosidad que aún parece tener solo cabida en el papel, las previsiones para al menos el primer semestre del año no se presentan muy halagüeñas.

Igualmente, las medidas estructurales adoptadas, cuyos resultados son a largo plazo, en el corto están dificultando toda generación de confianza, a la vez que constriñen, entre otros, el consumo. Por ello, CECALE urge a que se emprendan nuevas iniciativas, de forma paralela, que impulsen la inversión y, por tanto, el crecimiento.

 

  PREVISIONES

 

Recientemente, los principales Organismos Internacionales han ajustado sus previsiones económicas a la baja, estimando una desaceleración de la economía de los países desarrollados en 2012 y 2013, respecto de años anteriores, y recuperación en el 2014. No obstante, habrá diferencias entre países, y los efectos sobre el empleo se notarán con cierto retraso.

A la vista de estos parámetros económicos, Castilla y León no es ajena a esta crisis económica y las previsiones de organismos oficiales - aunque varían en cuanto a la intensidad - tampoco son muy favorables, aunque apuntan una ligera mejoría en relación al 2012.

Se prevé que la economía de Castilla y León descienda un 0,9% en el 2013 (frente a -1,5% del 2012). Sin embargo, el mercado laboral aún no notará esta mejoría que se prevé más intensa, a partir del segundo semestre, sobre todo impulsada por las exportaciones.

Ante esta preocupante y delicada situación económica, CECALE entiende que es necesario adoptar las siguientes medidas de ajuste para acortar esta ya dilatada situación de crisis económica.

a) Facilitar la concesión de crédito a empresas y familias

b) Eliminar los obstáculos, sobre todo administrativos, a la constitución y desarrollo de empresas.

c) El adelgazamiento del sector público empresarial está pendiente de hacer más efectiva y de forma más extendida la colaboración público-privada, con el fin de alcanzar una mayor eficiencia y productividad.

d) Perseguir de forma decidida la unidad de mercado que mejore la movilidad de bienes y servicios y la mejora de la competitividad empresarial.

e) Reducir el fuerte esfuerzo fiscal.

f) Profundizar en las reformas estructurales iniciadas que permitan inyectar competitividad.

g) Aumentar la inversión en formación e I+D+i.

h) Generar un clima de confianza que atraiga la inversión productiva.

i) Las medidas de consolidación fiscal deberían ir acompañadas de otras que impulsen el crecimiento económico.

Fecha de publicación: 25/12/2012
Medio: Europa press