Descripción:
  • Aprobadas las cuentas y las actividades de CECALE durante 2009, los presupuestos correspondientes al actual ejercicio y, en general, la memoria de actividades de la Confederación

"Las soluciones a la crisis deben articularse a partir de las aportaciones que los empresarios venimos proponiendo desde que comenzaron los primeros síntomas", comentó Jesús Mª Terciado Valls, en el curso de la Asamblea General Ordinaria que CECALE ha celebrado esta tarde en el Valladolid y en la que se ha analizado la situación económica por la que atraviesa Castilla y León.

El presidente de los empresarios castellanos y leoneses, que también lo es de CEPYME desde el pasado 15 de junio, repasó los acontecimientos más relevantes de la vida asociativa durante el último ejercicio, poniendo especial énfasis en el robustecimiento de la Confederación como consecuencia de la unidad imperante, y destacando también el impulso que se está dando a FEACYL, la sectorial de los empresarios autónomos.

Terciado se refirió constantemente durante su informe a los logros conseguidos como consecuencia de la presencia de CECALE en los foros de decisión, en los que siempre "hemos aportado los remedios que, a nuestro entender y al entender de los organismos internacionales más prestigiosos, podían paliar los efectos perniciosos de esta brutal crisis". Pese a lamentar que la voz empresarial no siempre es tenida en cuenta, se mostró partidario de una terapia de choque consensuada y acorde con las dimensiones del problema.

Al respecto y en relación con las últimas medidas aprobadas por el Gobierno, el presidente de CECALE  no se mostró optimista toda vez que, a su entender, "el descomunal y desproporcionado déficit no puede basarse sólo en congelaciones de pensiones o en recortes sociales. Como tampoco en tímidas remodelaciones de la estructura administrativa o en cercenar las inversiones públicas en infraestructuras". Según Jesús Mª Terciado, el momento exige  una reordenación de las estructuras administrativas, una racionalización del hecho autonómico, una planificación coherente de las infraestructuras, la privatización de servicios, la dinamización de los mercados  y la reforma fiscal que permita el desarrollo empresarial y la incentivación del consumo.

Refiriéndose al último Decreto-Ley aprobado por el Gobierno sobre  relaciones laborales, Terciado Valls aseguró que, aunque se dan pasos, va a quedarse en pequeños cambios  sobre los que se debe seguir incidiendo hasta alcanzar un marco laboral moderno basado en la contratación, la flexibilidad interna, las causas de extinción del contrato, el absentismo laboral y la intermediación.

"El inicial ninguneo de las tesis empresariales por parte del Gobierno y la cerrazón de las centrales han impedido el pacto social que nos hubiera llevado a un marco de relaciones laborales  acorde con las necesidades del siglo XXI y de sus problemas específicos, en vez de seguir anclados en concepciones sociales propias del siglo XIX, a las que se parchea en función de cada circunstancia concreta", sentenció antes de referirse al Encuentro Empresarial celebrado en Valladolid durante el mes de marzo del pasado año y en el que se presentó públicamente el documento que engloba las aportaciones empresariales  para solventar los problemas de la crisis a la vez que se crea empleo productivo.

Al espíritu colaborador de CECALE y al deseo empresarial de sumar esfuerzos ante la crisis se refirió Terciado en varias ocasiones, tales como cuando recordó su inequívocamente contraria posición ante el anuncio de cercenar la vida productiva de la central de Garoña, su apoyo a las actuaciones jurídicas de la Junta contra el llamado "blindaje vasco" o sus contribuciones en el CES y en el consejo del Diálogo Social, enfocadas siempre al desarrollo del tejido productivo, a la mejora del entorno socio laboral y a la creación de empleo.

Así, recordó, se han conseguido acuerdos importantes para Castilla y León en materia de políticas activas de empleo, dependencia y servicios sociales, vivienda, conciliación de la vida laboral y familiar, y, desde luego, el acuerdo sobre renta garantizada de ciudadanía.

También se refirió a determinados aspectos de la vida interna de la Confederación  con alusiones concretas a actuaciones tendentes a potenciar la internacionalización de las empresas de Castilla y León, destacando la integración de CECALE en el Consejo Regional de Internacionalización, a los contactos con otras organizaciones, a la colaboración institucional, al carácter itinerante de la Fiesta empresarial en la que se conceden los premios CECALE de Oro y a la nueva sede de la organización que, según dijo, "podría inaugurarse a finales de 2010 o primeros de 2011".

En el curso de la Asamblea, se aprobaron las cuentas y las actividades de CECALE durante 2009, los presupuestos correspondientes al actual ejercicio y, en general, la memoria de actividades de la Confederación.

En este sentido, el secretario general de CECALE expuso que, en el marco de los Observatorios Industriales de Castilla y León, la Confederación realizó el pasado año cuatro estudios sobre el sector agroalimentario, energético, automoción y de prospectiva industrial.

Asimismo, destacó que en el CES se elaboraron 16 Informes Previos y un dictamen, además de dos Informes a Iniciativa Propia -"Perspectivas del Envejecimiento Activo en Castilla y León" y "Expectativas del Sector de la Bioenergía en Castilla y León"- y el Informe Anual sobre la Situación Económica y Social de Castilla y León en 2008.

Especial relevancia tuvo la negociación colectiva en la Comunidad, que se cerró, según datos actualizados a 31 de marzo de 2010, con 150 convenios colectivos provinciales de ámbito sectorial, que registraron un incremento salarial medio pactado que ascendió a 2,60, una cláusula de revisión salarial que se situó en el 2,16 y una media para la jornada laboral de 1.772 horas; el asesoramiento e información prestado en materia de prevención de riesgos laborales, los 339 expedientes de conciliación -120 terminaron en acuerdo- tramitados en el SERLA, las acciones medioambientales, la puesta en marcha del servicio de Innovación y los foros organizados desde CECALE en materia de  absentismo laboral en Castilla y León y del impacto de la morosidad en la estructura empresarial.

En materia de formación, la Confederación y sus organizaciones territoriales realizaron 1.007 cursos, 71.137 horas y 12.499 alumnos.

Fecha de publicación: 1/07/2010