Descripción:
Al término del segundo trimestre de 2010 y a tenor de los resultados que se desprenden de la Encuesta de Opiniones Empresariales que CECALE realiza, en colaboración con la Dirección General de Estadística de la Consejería de Hacienda, las opiniones empresariales continúan aportando un resultado pesimista sobre la evolución de la economía regional, a pesar de que se detecta una ligera mejoría en el sector servicios y en el de construcción.

Según se desprende de los datos, el indicador de clima en el sector industrial, aún situándose en nivel bajos, se mantiene respecto al trimestre anterior, ante las previsiones de aumentos en la cartera de pedidos extranjera para los próximos meses. Este panorama pone de manifiesto la apuesta del empresariado de Castilla y León por la internacionalización, a pesar de que las medidas que deberían impulsar los necesarios flujos comerciales, con el fin de restablecer el necesario dinamismo empresarial, parecen ser escasas y poco efectivas. 

Por ello, la situación exige, tal y como se refleja en las opiniones empresariales, actuaciones centradas en el ámbito sectorial para, junto a los apoyos que ha recibido la industria durante estos meses, se incentiven también el resto de los sectores productivos a partir de iniciativas del sector público capaces de dinamizar la economía, promoviendo la creación y mantenimiento de empresas y de empleo.

Con los datos aportados, el clima empresarial en el sector Servicios ha mejorado levemente en relación con el trimestre anterior ante la confianza aportada por el periodo estival. Sin embargo, se prevé un pesimismo generalizado ante los descensos en la inversión y la producción y, sobre todo, después de constatarse el deterioro en los porcentajes de ventas en el periodo de rebajas en el comercio. Igualmente, en el sector de Construcción, no se atisba opinión alguna que pueda hacer pensar en una recuperación de la economía regional a corto plazo.

Ante este panorama, CECALE reitera el llamamiento para que no se demoren más las necesarias reformas estructurales en los ámbitos del mercado laboral y de liberalización plena de los sectores, así como para que siga impulsando de forma efectiva y eficiente ese marco favorecedor de la innovación y de la necesaria internacionalización empresarial y aflore la financiación como clave para la mejora de la competitividad.

Fecha de publicación: 6/08/2010