Descripción:
  La crisis económica, la bajada del consumo, las grandes inversiones que se tuvieron que realizar para aclimatar los establecimientos y que, en muchos casos, aún no se han amortizado y ahora el endurecimiento de la Ley Antitabaco. La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y su organización de empresarios autónomos integrada, FEACYL, analizan con preocupación la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco; una ley que llega en el peor momento posible para un sector gravemente afectado por la situación económica y que de seguir así - subida del IVA y nuevo encarecimiento de la tarifa eléctrica- no verá el momento en el que comience su recuperación.

Actualmente, según datos del Ministerio de Trabajo, y a pesar de las altas registradas con motivo de la campaña estival, en Castilla y León, el número de empresarios autónomos del sector de la hostelería (23.226) está muy por debajo del que se registró en 2008 (23.499). Una tendencia que de cumplirse las previsiones de caída del consumo, como consecuencia de la subida del IVA, no parece mejorar.

Según las estimaciones realizadas por CECALE y FEACYL, las pérdidas para los pequeños empresarios autónomos, de llegarse a prohibir fumar en espacios públicos cerrados y no permitir a los pequeños hosteleros vender tabaco en máquinas expendedoras, serán ‘cruciales' para sus negocios. A esta merma de los ingresos hay que sumar las grandes inversiones que tuvieron que realizar los empresarios autónomos para aclimatar sus locales a la norma que entró en vigor hace tan sólo tres años. Una situación, que lejos de una recuperación económica, se complicará con la subida del IVA y de las tarifas eléctricas y que  asfixiará a muchos autónomos,  que posiblemente se verán obligados a cerrar sus pequeños negocios cuando finalice el verano. 

La hostelería, de las grandes afectadas

Hasta hace unos meses la tabla de salvación de los empresarios autónomos era el sector de la hostelería, que ajeno a problemas que ahogan a otros sectores de autónomos, como la bajada de la producción, por la bajada del consumo, el difícil acceso a los créditos o a la morosidad de la administración pública y privada, les estaba permitiendo no sólo mantenerse sino también crecer, aunque fuera tímidamente.

Tanto desde CECALE como desde FEACYL se quiere expresar un profundo malestar al entender que la nueva norma Antitabaco "debería de haber venido en su momento, y no ahora", antes de que los empresarios autónomos realizaran una gran esfuerzo para hacer una enorme inversión en una obra que ahora hay que desmontar".

Fecha de publicación: 22/06/2010