Descripción:
Con moderado optimismo se han acogido en CECALE los datos relativos al desempleo durante el mes de mayo. El hecho de que las oficinas de Empleo tengan registrados 1.505 parados menos que al término del mes de abril, con una tasa de reducción del 0,76%, debe analizarse con satisfacción. Sin embargo, al comparar el dato con mayo de 2009, el balance resulta desolador, toda vez que se comprueba un aumento del paro del 15,49% durante los últimos doce meses, con una tendencia altamente preocupante ya que la evolución  acerca las tasas finales entre Castilla y León y la media nacional.

Esta ligera recuperación del empleo, muy inferior a la que la situación demanda, se debe primordialmente al efecto estacional sobre el sector Servicios y a una incipiente recuperación de la Construcción, toda vez que el desempleo ha aumentado ligeramente en Industria y en Agricultura, registrándose además 387 parados más en el sector de quienes nunca han tenido empleo.

Con estos datos y una tasa general de paro del 19,7%, España sigue siendo el país que lidera el desempleo en la Zona Euro, llegando a duplicar la tasa francesa, la alemana o la italiana y multiplicando por tres y por cuatro la holandesa y la austríaca.

El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en Castilla y León un 0,34% durante el mes de mayo, alcanzando una cifra de 920.797, lo que supone un 1,44% menos que durante el mismo mes del año anterior. A lo largo del mes de mayo la tasa media nacional de crecimiento se situó en un 0,64%, casi el doble que la regional.

Por otra parte y según datos proporcionados por FEACYL, es preciso señalar que a la estadística oficial sobre el paro registrado hay que añadir la evolución de actividad registrada entre los empresarios autónomos, sector productivo que ha visto cómo en los 5 primeros meses del año se perdían en Castilla y León 1.697 puestos de trabajo pese a que se han creado 150 empresas autónomas durante el último mes, cuando en el mismo periodo del pasado año se perdieron 450 puestos. Entiende la Federación de Autónomos de Castilla y León que esta variación en la tendencia debe ser acogida con moderada satisfacción y, sobre todo, con cierto optimismo al comprobar que, pese a todo, sigue habiendo en la Comunidad Autónoma personas comprometidas con el futuro de la capacidad productiva regional.

En el análisis de las estadísticas publicadas esta mañana por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, CECALE entiende que, pese al ligero descenso del paro, el resultado dista mucho de resultar satisfactorio toda vez que resulta casi imperceptible y que no responde a las verdaderas necesidades del dramático momento vivido, con la más alta tasa de desempleo de la Unión Europea.

Los empresarios de Castilla y León aseguran que sólo se creará empleo estable en la Comunidad Autónoma si se acometen reformas laborales en profundidad, especialmente las referidas al mercado laboral, a los tipos de contrato y a los costes sociales, tanto  en las cuotas a la Seguridad Social como en las prestaciones. Igualmente y pensando en los empresarios autónomos, CECALE entiende que, tal y como viene recogiéndose en las aportaciones de FEACYL, este sector, muy dinámico en años anteriores, precisa de reformas estructurales sobre sus aportaciones sociales.     

Fecha de publicación: 2/06/2010