Descripción:
Los resultados de la Encuesta de Opiniones Empresariales de Castilla y León que CECALE elabora, en colaboración con la Administración Regional, ponen de manifiesto cómo se ha generado un ligerísimo repunte de la actividad industrial, el mejor desde 2008, en contraste  con el continuismo a la baja de la construcción y del sector servicios, lo que supone un deterioro generalizado del barómetro económico.

Preocupa en el empresariado estos negativos resultados de actividad empresarial, paralelos a la evolución descendente del PIB, y también que el paro haya alcanzado durante el primer trimestre la más alta tasa de los dos últimos lustros.

A tenor de la E.O.E. y del resto de indicadores macroeconómicos, la preocupación de CECALE se centra tanto en los parados que antes eran trabajadores cuanto en aquellos empresarios, especialmente pymes, micropymes y empresas autónomas, que han abandonado la actividad como consecuencia de la crisis y que también se encuentran en situación de desempleo, con el consiguiente límite a la generación de riqueza que supone la pérdida del dinamismo empresarial.

La situación exige, tal y como se refleja en las opiniones empresariales, actuaciones muy concretas y urgentes para, junto a los apoyos que ha recibido la industria durante estos meses, se incentiven también el resto de los sectores productivos a partir de iniciativas del sector público capaces de dinamizar la economía, promoviendo la creación y mantenimiento de empresas y de empleo.

En concreto, el empresariado reclama con urgencia liquidez y reducción de las extremas garantías financieras para seguir invirtiendo o, al menos, para mantener las inversiones necesarias que aseguren el tejido productivo de la Comunidad Autónoma, de la misma forma que requieren reformas fiscales y un nuevo marco laboral, capaz de agilizar y flexibilizar el mercado de trabajo. A la vez, se piden reducciones de los costes sociales y de las cargas administrativas, y evitar cierta inseguridad jurídica o algunas ambigüedades legales que dificultan las inversiones.

Por otra parte, los empresarios de Castilla y León, especialmente aquellos comprometidos con la internacionalización, emplazan a las autoridades económicas para que realicen un esfuerzo añadido capaz de promover que la economía española recupere en el exterior la imagen de solvencia precisa como para hacer viables las inversiones realizadas en este campo de actividad.

Fecha de publicación: 7/05/2010