Descripción:

La  Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, desde su máximo respeto a las últimas medidas sanitarias adoptadas, quiere manifestar su rechazo al anuncio realizado  ayer por el Presidente del Gobierno del cierre total de actividades empresariales no esenciales acompañada de un permiso retribuible recuperable, pues supondrá un enorme impacto sin precedentes en la economía española, especialmente en sectores como el industrial.


En opinión de los empresarios de Castilla y León, nos enfrentamos a un escenario sin precedentes que puede suponer la ruina de miles de empresarios, que a día de hoy no tienen ninguna fuente de ingresos, además de estar manteniendo todos y cada uno de los gastos fijos que tienen las empresas, incluidos el pago de impuestos, y muchos de ellos se verán abocadOs al cierre.


Por otro lado, CECALE quiere destacar el desamparo que están viviendo los empresarios, a los que, además, se les está demonizando, pues el anuncio de la obligación de cierre de sus empresas, no permite a las mismas contar un tiempo mínimo de reacción para la organización interna, imprescindible para poder cumplir con  el cierre empresarial con seguridad.


A pesar de ser los empresarios y autónomos los que están sosteniendo la economía del país, a pesar de no recibir ayuda alguna, se les castiga con nuevas obligaciones, inasumibles muchas de ellas; todo ello justificado en una reducción de la movilidad, cuando el Gobierno maneja cifras y estudios que le indican que dicha movilidad ya se ha reducido un 85% y no podrá bajar más.


Por ello, CECALE exige que el Gobierno recapacite en sus decisiones y atienda de una vez las demandas de los empresarios, que son los verdaderos generadores de riqueza y empleo, y no provoquen una destrucción masiva de tejido empresarial y del empleo de manera definitiva.


La Confederación cree que, antes de tomar una decisión al respecto, el Gobierno debería haber analizado cada sector para no entorpecer, por un lado, el normal funcionamiento del sector primario y, por otro, el cierre irreversible de empresas, con el consecuente impacto económico que traería consigo.



Entiende que la situación excepcional que estamos viviendo no puede suponer el freno a actividades que están funcionando y que dejarían bloqueados a sectores como el agroalimentario o el de transporte, tan necesarios en estos momentos.



En opinión de CECALE, la clave de Castilla y León son sus empresas, y cuando seamos capaces de vencer esta epidemia, debemos ser capaces también de volver a la normalidad como Comunidad, recuperando lo antes posible la actividad económica.


Fecha de publicación: 29/03/2020